Estimulador muscular Quigg: análisis y opiniones ¿vale la pena?

Publicado el

El estimulador muscular Quigg es un producto de reciente aparición en los supermercados Aldi. Su bajo precio a propiciado que mucha gente vaya en masa a comprarlo pero ¿es tan barato? ¿merece la pena comprarlo? Estas son solo algunas de las preguntas que daré respuesta en este artículo tras probar este estimulador muscular durante una semana.

Estimulador muscular Quigg ¿merece la pena pagar 24,99 €?

Si hay algo en lo que destaca este estimulador es en su bajo precio. Recordemos que un estimulador suele rondar unos 50 o 60 euros. Los hay más caros y más baratos pero, por lo general, pagando este precio tendremos una buena maquina.

La bajada de precio a poco más de 24 euros por parte del estimulador muscular Quigg hace que la mayoría de personas, que buscan este tipo de maquina, lo acabe comprando. El problema viene cuando lo pagado no esta a la altura de las expectativas. Por eso te mostraré mi experiencia personal y, sobretodo, si merece la pena comprarlo.

Analizando el estimulador Quigg

Lo primero que sorprende cuando lo tenemos en las manos es que no da apariencia de aparto “chino”, es decir, sus materiales son robustos y con una mayor calidad de lo que podemos presuponer en un principio por su bajo precio.

Una vez comprobado que, en la construcción, parece estar todo correcto. Podemos ver con asombro como dispone de una gran cantidad de programas para el tratamiento del dolor, de hecho, dispone de 39 programas TENS para este tema, 19 programas EMS destinados a la estimulación muscular y 10 programas destinados a masaje y relajación.

Además, de todo lo anterior, cuenta con 4 electrodos auto adhesivos (40 x 40 mm) que podemos colocar por nuestro cuerpo. En este sentido podemos colocarlos tanto en la zona de las abdominales y piernas como en la espalda. Aunque, para esto último, cuenta con 2 electrodos más grandes (80 x 80 mm) pensados para esa zona.

¿Qué tal funciona?

Su uso es muy sencillo dado que podemos controlar todos los parámetros desde el mando de control tanto a la hora de elegir los programas como la intensidad. Para ello tan solo debemos pulsar en los botones con flechas he ir subiendo o bajando por los distintos menús.

La experiencia es bastante grata pero se echan de menos cosas tales como la presencia de más parches, que estos se “agarren mejor” o la presencia de función con calor. Pero, claro, estamos hablando de una maquina que cuesta menos de 25 euros.

Los cables que van a los distintos electrodos, sin ser malos, no son lo suficientemente resistentes a “enganchones” por lo que deberemos prestar mucha atención tanto a la hora de colocar los electrodos como a la hora de movernos. Este es uno de los puntos más débiles de este aparato y al que hay que prestarle mucha más atención.

Resultados

Es muy pronto para hablar de resultados pero si buscas alivio, como yo, por problemas de espalda ya sean dolores musculares, ciática, etc u otros tipos de afecciones como lumbago o hernias, mis conclusiones son, que apenas note nada de alivio en la semana en la que he estado probándolo.

Posiblemente con más tiempo si que notase una mayor eficacia pero, de momento, es más pura estética que otra cosa. Ahora bien, las abdominales, si que las he notado un poco más entrenadas, de hecho, a los 3 o 4 días ya tenia pequeñas agujetas por lo que si veo cierta eficacia en este punto.

¿Merece la pena comprar este estimulador muscular?

La verdad es que no veo porque no, ciertamente, no esta a la altura del Beurer Em 49 que es el que uso para paliar mis problemas de hernia discal, sobretodo, en lo referente a los dolores que ocasiona en la pierna pero si que ofrece una muy buena relación calidad precio.

Ahora bien, si quieres algo bueno de verdad con lo que paliar todo tipo de afecciones y mejorar considerablemente la flacidez de los músculos, su volumen, fuerza, resistencia y, en definitiva, todo el tono muscular, te recomendaría comprar un modelo mejor como el Beurer EM 49 del que te he hablado.

Estimulador muscular Quigg

Si no te importa pagar algo más y optar por un electroestimulador Top puedes optar por el Tesmed Max 830 uno de los mejores electroestimuladores del mercado cuyo uso para mejorar contracturas, tonificación muscular, etc y dar masajes mucho más focalizados, esta completamente garantizado.

Estimulador muscular Quigg

Ciertamente se trata de una maquina bastante más cara de lo que cuesta el estimulador Quigg pero es que esta elaborado con la tecnología más puntera y, para colmo, confeccionado por una de las mejores marcas del mercado en esta materia.

Opiniones Finales

El electroestimulador muscular Quigg te garantiza un rendimiento aceptable a muy bajo precio. Es seguro que no estamos ante uno de los mejores estimuladores musculares del mercado pero, para lo que cuesta, no se le puede poner ningún tipo de pegas.

Si buscas algo barato que te ayude a tonificar tu cuerpo y que sea sencillo de usar, mi valoración, es positiva. No esta a la altura de los modelos que te he mostrado pero tampoco se le puede comparar dado que su precio es la mitad del Beurer y 7 veces menor que el Tesmed Max 830.